Posteado por: Mario Enrique Sánchez | febrero 9, 2009

Me rechazó la universidad

Me rechazó la universidad

Me rechazó la universidad

“Cuando me rechazaron de la UNAM sentí bien requete gacho, era mi sueño entrar.  En la noche quería llorar de coraje, de hecho casi no puede dormir, dudé de mis capacidades. Estudié casi cinco horas diarias durante tres meses y fallé”. Así es como expresan su frustración algunos jóvenes en diversos foros que alberga Internet.

Y continúa,  “lo más gacho es que me faltaron seis aciertos para entrar, sentí más gacho por mi papá, pues le ilusionaba mucho tener a un hijo en la UNAM, lo sentí triste cuando le di la noticia, pero bueno… Pienso estudiar para presentar el examen en febrero de 2009 nomás para probar mi capacidad y demostrarle que sí puedo, aunque lo estoy dudando, porque si quedo y no me inscribo pienso que le voy a quitar el lugar a alguien”.

¿Qué pasa cuando por mucho que estudias, no obtienes el resultado que esperabas? Puede ser que estés fallando en algo, pero también puede deberse a una circunstancia externa: La falta de cupo en las universidades.

¿Es necesario solidarizarnos con aquellos que pese a su esfuerzo han recibido una negativa?  Hoy, nosotros, los jóvenes, debemos estar conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor y no ignorar el problema de miles como nosotros.

“La güera”  es una chica que se prepara para hacer su examen de ingreso al nivel medio superior. Mientras realizaba parte de su trámite por Internet, pude ver en su rostro esperanza y fe en que esta vez sí lo logrará; será el segundo examen que presenta, ha estudiado mucho, pero eso no le asegura algo, tendrá que obtener los aciertos suficientes para que su sueño sea haga realidad.

Como ella, multitud de jóvenes ya se preparan para dar el cien por ciento de su esfuerzo en la prueba prevista para el 21 y 22 de febrero, aunque miles de ellos quedarán excluidos: De los 167 mil 668 aspirantes que realizaron examen para ingresar a la UNAM en el ciclo escolar 2008-2009, sólo 14 mil 677 (8.7%)  lo lograron, en contraparte 152 mil 991 (91.2%) no tuvieron un lugar.

La realidad de estos estudiantes contrasta con la de los inscritos en preparatorias y CCH’s, debido a que en estas escuelas el pase reglamentado permite que quienes han reprobado por años o tienen un promedio bajo, tengan la oportunidad de obtener un lugar en la máxima institución educativa del país.

Los beneficios de este pase reglamentado, que permite el acceso directo a la universidad,  han alcanzado a miles de estudiantes, pero ¿cuántos habrán utilizado esta herramienta para alentar la holgazanería?: “Fui en una prepa de la UNAM y había muchos con un promedio muy bajo, que hasta habían reprobado un año y se quedaban en la universidad”, asegura una ex estudiante de la Preparatoria 4.

Actualmente hay una iniciativa que se denomina “Movimiento de los estudiantes excluidos de la Educación Media Superior y Superior”, jóvenes organizados que reclaman al gobierno la necesidad de garantizar que la educación sea para todos. Su blog es el siguiente: http://aspirantesexcluidos.blogspot.com/

La educación es un derecho que, sin lugar a duda, está lejos de ser una realidad para muchos de nosotros, consideremos, por ejemplo, que sólo se ofertarán poco más de 7 mil espacios educativos en licenciaturas escolarizadas y mil 561 en el sistema abierto, pero ¿qué podemos hacer frente a este problema?¿Estamos limitados a sólo exigir al gobierno y estar a su expensas? ¿Qué acciones debemos tomar?

La esperanza muere al último. Aquí algunas recomendaciones para el examen

*Lo peor es no presentarlo, así como hay historias de jóvenes que no obtuvieron lugar, también existen las que de forma airosa lograron el resultado de sus sueños.

*Los cursos que te aseguran quedarte en tu primera opción, a veces, son engañosos. Ten cuidado y no pongas tu confianza en ellos. El que está interesado en una escuela eres tú y no ellos, así que por mucho que te digan que puedes tomar el curso hasta que te quedes en tu primera opción, no te confíes.

*Dedica una hora específica para estudiar la guía y repasa los apuntes de la escuela, organizando tu tiempo podrás obtener mejores resultados.

*Busca un asesor; puede ser alguno de tus profesores o amigos que ya estudien la universidad, ellos te podrán dar tips sobre cómo presentar tu examen.

*Elige un lugar en donde puedas estudiar; el movimiento y las personas pueden distraerte, por lo que es mejor estar en un lugar lejos de todo lo que no te permita concentrarte.

Fuente:
Tva.com.mx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: