Posteado por: Mario Enrique Sánchez | diciembre 10, 2008

Juegos de Placer

preambulo_350

Al escuchar la palabra preámbulo no se piense solamente en el momento previo a una relación íntima, pues el también conocido como estímulo sexual, petting, cachondeo o faje, puede ser la clave para alcanzar el orgasmo o para ejercer una vida sexual plena sin coito y, así, evitar embarazos no deseados o una enfermedad.

Juguemos…

Cuando tienes hambre, prefieres ¿fast food o disfrutar cada tiempo?

Nadie niega que los rapidines son deliciosos, saciar el hambre no es malo, pero en exceso es como empacharte con comida chatarra, pues, alguna veces, las mujeres no disfrutan del coito pues no fueron excitadas lo suficiente; en su mayoría, desconocen sus zonas erógenas, aún no logran saber qué les gusta ni saben cómo pedirlo.

En contraste, la mayoría de los chicos se excitan ante la figura femenina e invadidos por el deseo no dejan de pensar en la penetración, olvidando los besos, caricias, masturbación, etcétera.

Pero, ¿quién tiene la culpa?

¡Los dos! Así lo explica, en entrevista para tva.com.mx, la sexóloga Josefina Flores: “Hombres y mujeres piensan en lo que viene y dejan de disfrutar lo que está sucediendo, no se debería llamar preámbulo, ése es el grave problema, como si se considerara que los besos y caricias no son parte de la relación”, explica.

La idea de que las relaciones son de dos, se presenta en la intimidad, aunque sin necesidad de un vínculo sentimental, es fundamental la conexión (a veces cada uno está preocupado por otras cosas más que por gozar), pues el preámbulo dependerá de la creatividad para el juego, de lograr satisfacer al otro al tocar sus zonas erógenas o bien al apoyarse en los sentidos u objetos como espumas, chocolates, juguetes sexuales, etcétera.

El problema, a veces, parece ser más sociocultural que sexual, pues “desde niños nos dicen cómo ser; a diferencia de los hombres, las mujeres tenemos poco contacto con nuestro órgano sexual, pues no es visible como el de ellos, quienes desde pequeños lo identifican”, explica la sexóloga. También menciona que ellos al tocar a una mujer se basan en lo que ven en revistas o películas y que no se dan cuenta de que hay una gama de sensaciones.

Ellas, por su parte, ya sea por moral o hasta por ubicación tienen poco contacto con su cuerpo en general o ¿alguna vez te han mordido las muñecas?

Como lo recomendó el doctor…

Su práctica no es peligrosa, no se aprende en algún lado, es natural y progresivo; a través del estímulo sexual, puedes experimentar momentos muy placenteros; se dice que en la juventud es cuando más se practica (pues a muchos les ayuda a combatir el miedo de perder la virginidad; recuerda que es necesario tener una buena comunicación con tu pareja sexual o sentimental.

“Las mujeres no quieren hacer nada, esperan a que el hombre actué”, explica la sexóloga, quien aconseja que se estimulen mutuamente, que se exploren, que se disfruten o ¿quién no ha disfrutado de un cachondeo sin llegar al coito?

Fuente:
Tva.com.mx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: