Posteado por: Mario Enrique Sánchez | noviembre 26, 2008

!Deje Ahi Mano Larga!; Aguas con la Nalga Ajena, Prohibido Tocar

éjele Mano Larga!

éjele Mano Larga!

La medida que busca sancionar a quienes rocen el glúteo de una mujer dentro del Metro, puede ser vista con buenos ojos, pero lejos de hacer gala de nuestros avances como sociedad, evidencia que hay fracturas en la educación, el respeto y la tolerancia.

 

Ayer se dio a conocer la polémica medida que busca sancionar hasta por 12 mil pesos o seis años de prisión a quienes rocen el glúteo de una mujer, lo mismo con la mano que con la cadera, dentro de los vagones del Metro. Y, obvio, ya más de uno hemos puesto el grito en el cielo ante las imprecisiones y, paradójicamente, la poca flexibilidad de la nueva medida.

¿No será detonante de una mayor presión social, en donde los usuarios tengan miedo hasta de respirar? Porque es un hecho, de que hay “viejos manos largas”, los hay, pero a veces, basta con darles un buen empujón o hacerles una llamada de atención en voz alta para que se sientan apenados (bueno si es que conocen la pena), aunque sé que , a veces, por el congestionamiento es imposible moverse o que hay gente que no entiende ni por las buenas ni por las malas.

La verdad es que también nunca faltan los “vivillos y vivillas” que exageran o que buscan hacerse de algún “beneficio” (extorsionar, pues) y con esta medida se les da, de alguna manera, manga suelta para que al menor acercamiento quieran hacer su agosto.

La medida puede ser vista con buenos ojos, pero lejos de hacer gala de nuestros avances como sociedad, creo que se traduce en un retroceso, pues evidencia que hay serias fracturas en la educación, el respeto y la tolerancia.

Los datos revelados también tienen algunos tintes de discriminación, pues ¿cómo se puede asegurar que los principales agresores son empleados que ganan de uno a tres salarios mínimos? Tal y como lo hizo notar la coordinadora de los módulos del Programa Viajemos Seguras del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia.

No es mentira que muchas féminas se sentirán más seguras al hacer uso de este medio de transporte, pero en beneficio de una mejor convivencia, no estaría de más hacer algunos ajustes a esta nueva medida.

Creo que mientras ese feliz momento llega, está en nosotros hacer que en verdad sirva para algo y que si vemos situaciones en que alguien quiera aprovecharse, tanto agresor como agredido, hacerlo notar y no participar en una cadena de engaños o corrupción.

Tú, ¿crees que la medida vaya a funcionar? ¿Te asusta? ¿La aplaudes? o la verdad ¿te la lo mismo?

Fuente:
Tva.com.mx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: