Posteado por: Mario Enrique Sánchez | noviembre 18, 2008

Sexsomnio: sexo mientras dormimos

1226497046_866086_fotonoticia_normal_0

Los trastornos del sueño, en muchos casos, obedecen a problemas de ansiedad y estrés. Son, de hecho, uno de los principales motivos de consulta médica. Hoy día, en nuestra sociedad, muchas personas sufren algún tipo de estos trastornos.

Existe un gran grupo de trastornos del sueño que forman parte del conjunto de parasomnias. Se caracterizan por conductas fisiológicamente anormales que se presentan asociadas al sueño o en la transición entre la vigilia y el sueño. Entre éstas, se encuentra el sonambulismo, por ejemplo, y el sexsomnio. Se podría decir que el sexsomnio es una vertiente del sonambulismo. Lo que ocurre es que, a diferencia del sonambulismo, incluye conductas de tipo sexual. En cuanto a qué tipo de conductas pueden ser éstas, podemos decir que cualquiera que el individuo sea capaz de realizar en su vida consciente. Esto es, desde conductas masturbatorias, hasta conductas sexuales complejas, incluyendo el coito.

Muy probablemente, en el sexsomnio también participen otros aspectos y motivos inconscientes. Por lo que una persona que padece sexsomnio, durante el sueño, podría realizar y ejecutar conductas sexuales que no se atrevería a llevar a cabo en su vida despierta.

Cuando la persona sexsomne despierta, no se acuerda de lo que hizo mientras dormía. Por ello, muchas veces nunca llegan a saber que padecen sexsomnio. En otras ocasiones, debido al impacto que tiene su conducta sexual en el entorno, la persona lo descubre, con mucha sorpresa. Pueden llegar a producirse situaciones con tintes algo surrealistas.

Nos viene a la mente una pareja madura que llevaba más de 15 años de casados, que acudió a consulta por una disfunción sexual. Concretamente, él tenía ‘disfunción eréctil situacional‘. Al parecer, le ponía muy nervioso que su esposa tomará la iniciativa. Cuando esto ocurría, él solía tener problemas de erección.

Se podría decir que el sexsomnio es una vertiente del sonambulismo. El individuo es capaz de realizar los mismos actos sexuales que en su vida consciente: desde masturbación, hasta conductas sexuales complejas, como el coito

Entre las anécdotas de su proceso en terapia sexológica, se encuentra el momento en que la pareja logró solucionar uno de los enigmas con los que habían llegado a consulta. Habían desarrollado una dinámica particular en la que para saber si su pareja quería sexo, le tocaba los genitales. Si sentía una respuesta positiva, ambos continuaban con su ritual de sexo.

Resulta que él, en ocasiones, cuando ya estaban dormidos, se lanzaba hacia su mujer, empezaba a besarla y a acariciarla apasionadamente. Curiosamente, a ella este arranque de pasión le parecía irresistible y la pareja solía terminar teniendo coito. Una especie de ‘aquí te pillo, aquí te mato’, en el que él conseguía erecciones muy firmes. Sin embargo, el hombre desmentía esto, decía que no era cierto que él actuara de esa manera. Hasta que una noche, durante la época en que estuvieron acudiendo a terapia, él se despertó justo al principio de uno de sus desenfrenos de pasión, producto del sexsomnio. Acababa de lanzarse hacia su mujer con senda erección cuando, ya despierto, se dio cuenta de lo que hacía: era sexsomne.

¿Conoces el fenómeno del sexsomnio? ¿Tienes alguna anécdota? ¿Conoces a alguien que lo padezca? ¿Te ha pasado a ti?

Fuente
soitu.es
Por M. PÉREZ, J. J. BORRÁS Y X. ZUBIETA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: