Posteado por: Mario Enrique Sánchez | noviembre 6, 2008

El discurso del Presidente Calderon, en el Homenaje en Campo Marte a los fallecidos en el “avionazo”

calderon1

“..Señoras y señores:

Hoy nos hemos reunido para rendir un sentido homenaje a varios servidores públicos mexicanos: al licenciado Juan Camilo Mouriño Terrazo, Secretario de Gobernación, así como a sus destacados y leales colaboradores que perdieron la vida al caer el avión en el que viajaban el pasado 4 de noviembre.

Todos ellos honraron siempre su vocación con altos principios, dedicación total y amor a México. Su doloroso deceso ocurrió en la plenitud de sus vidas, cuando contribuían con su talento, experiencia y energía al progreso y al bienestar de la Patria.

De la misma manera, hoy lamentamos profundamente la irreparable pérdida de personas inocentes que se encontraban circunstancialmente en el lugar de los hechos.

En nombre de México y del Gobierno Federal quiero expresar nuestras más profundas condolencias a las esposas, hijos, esposos, padres y hermanos de quienes han fallecido.

Descansen en paz.

Esperamos que encuentren pronto el consuelo en este momento tan doloroso y tan difícil de superar.

Asimismo, expresamos nuestros deseos de la más pronta recuperación para las personas que resultaron heridas.

Los lamentables acontecimientos del 4 de noviembre se esclarecerán a fondo. Por ello, el Gobierno Federal, en coordinación con las instancias competentes, está llevando a cabo todas las investigaciones necesarias para averiguar las causas que originaron esta terrible tragedia.

En esta delicada tarea, contamos con el apoyo de los mejores expertos del mundo y de las agencias nacionales e internacionales especializadas y más calificadas.

Como Presidente de la República, y como amigo y compañero del licenciado Mouriño y de sus colaboradores, soy el primer interesado en que surja la verdad y se esclarezcan las causas de estos hechos.

Estamos actuando y actuaremos con transparencia y con responsabilidad, a fin de informar al pueblo de México exactamente lo que ocurrió.

Hoy recordamos a los pilotos aviadores Álvaro Sánchez y Jiménez y Martín de Jesús Oliva Pérez, así como a la sobrecargo Gisel Carrillo Pereyra. Ellos apoyaron con profesionalismo al Secretario de Gobernación en el desempeño de sus altas tareas.

Asimismo, rendimos un sincero homenaje al capitán Julio César Ramírez Dávalos, adscrito al Estado Mayor Presidencial y Jefe de Escoltas del Secretario de Gobernación. El capitán Ramírez Dávalos, haciendo honor a sus armas, siempre cumplió con su deber de valentía, ética y lealtad, características de los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas y del Estado Mayor.

También brindamos el mayor de los reconocimientos al licenciado José Luis Santiago Vasconcelos, Titular de la Secretaría Técnica para la implementación de las recientes reformas constitucionales en materia de seguridad y justicia penal.

Él desempeñó durante muchos años importantes encargos en la Procuraduría General de la República. Logró la aprehensión de un sinnúmero de delincuentes y trabajó y luchó con tesón para construir un país de leyes en el que prevaleciera el Estado de Derecho y la seguridad pública.

Hoy honramos también la memoria de diversos servidores de la Secretaría de Gobernación…”

“…

El Secretario de Gobernación mantuvo en todo momento una estrecha, respetuosa y cordial comunicación con las autoridades de las 32 entidades federativas, sin distingos partidistas, buscando siempre la conciliación de la República y el bien supremo de la Federación; buscó impulsar un federalismo moderno que nos permitiese atender eficazmente los problemas de los mexicanos en cada rincón del país.

Juan Camilo era, entre otras muchas cosas, un hombre concentrado en sacar adelante las tareas que se le encomendaban. Los logros del licenciado Mouriño al frente de la Secretaría de Gobernación están a la vista: un clima de negociación, cotidiana interlocución, una relación de respeto con las diversas fuerzas políticas, la generación de acuerdos que se tradujeron en importantes reformas legislativas y que se beneficiaron de la sensibilidad política, la inteligencia y la amplitud de miras del licenciado Mouriño.

La suya es una pérdida muy significativa para el Estado mexicano. Su disciplina, su carácter y su profundo patriotismo fueron factores claves para que, en tan sólo dos años, el Gobierno Federal pusiera a México en la ruta de grandes transformaciones dirigidas a construir el bienestar de los mexicanos de hoy y del mañana.

Fue objeto de críticas y víctima de calumnias. Sin embargo, puedo asegurar que fue un hombre franco y honesto, con una extraordinaria capacidad para resolver problemas.

Un Secretario de Gobernación que cuando se le encomendaba algo, encontraba siempre los medios para lograrlo.

En los momentos particularmente complejos de su encargo, Juan Camilo se concentraba en su trabajo, resolviendo los problemas a través del análisis, la estrategia y el diálogo. No sólo impulsó reformas de fondo, sino que condujo atinadamente al Gabinete de Seguridad.

Un ejemplo reciente es el conflicto de carácter político- social vivido en el Estado de Morelos, que había dejado sin escuela a cientos de miles de niños..”

“..Con el doloroso fallecimiento de Juan Camilo, nuestro país ha perdido a un gran hombre, inteligente, leal, comprometido con sus ideales y apasionado de México; un hombre honesto y trabajador.

Eso deben saberlo los mexicanos, eso debemos recordarlo quienes lo conocimos, eso deben tenerlo bien presente su querida esposa Mari Geli y sus hijos: María, Iván y Juan Camilo.

Sé que no había en él amor más grande que el que sentía por sus hijos. Sus hijos deben sentirse orgullosos de su padre, y lo digo de todos los herederos de quienes hoy despedimos.

Orgullosos de su padre que trabajó hasta el último de sus días por heredarles una Patria mejor y un buen nombre…”

Un país con una economía fuerte que genera oportunidades y empleo, que logre superar el dolor de la pobreza y la desigualdad. Un país más democrático, con instituciones sólidas y confiables para los mexicanos, donde nos respetemos y sepamos convivir y construir Patria, juntos.

Ese es el país con el que soñó Juan Camilo Mouriño y sus colaboradores. Ese es el país que seguiremos construyendo paso a paso, todos los días en mi Gobierno.

Vivirán siempre en nuestro recuerdo y en nuestro corazón, en el de sus familiares que los quieren entrañablemente, en el de sus amigos.

Aquí nosotros, más allá del dolor, seguiremos ahora,  seguiremos más fuerte, seguiremos más aprisa; seguiremos construyendo el México distinto y mejor en el que creemos y en el que soñamos. Un México donde impere la justicia, la verdad, la libertad; un México seguro, un México limpio, un México próspero.

Ese México vendrá y entonces nos daremos un abrazo, contentos por una nueva victoria, alegres por el deber cumplido.

Adiós y hasta siempre.

fuente:
presidencia.gob.mx


Responses

  1. elpeje mando a matar a mouriño


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: