Posteado por: Mario Enrique Sánchez | septiembre 30, 2008

Vendo mi Virginidad, ¿Quién da más?

 
  Por Mario Enrique Sánchez
tVa.com.mx – 2008-09-30
Comenta la nota
 
  Corresponsal Invitado
 

Edgar García Rogel
http://tva.com.mx/wdetalle1734.html
 

 

Vivimos en una sociedad capitalista. ¿Por qué no voy a poder capitalizar mi virginidad?”, dijo para un programa de televisión la joven norteamericana que dice llamarse Natalie Dylan, quien puso un anuncio en e-Bay para vender su muy preciada virginidad; su objetivo era poder pagar con ese dinero sus estudios a nivel maestría en terapia familiar; para su mala suerte, el anuncio fue retirado, para después ser colocado en Bunny Ranch, un sitio conocido por ser uno de los burdeles más buscados de la red.

¿El fin justifica los medios? Dylan no es la única en la red que ha buscado continuar sus estudios con dinero recaudado en la mejor oferta de su “tesorito”. Rosie Reid, de 18 años, consiguió cerca de 12 mil euros al venderle su virginidad en e-Bay a un hombre de 44 años: “La experiencia fue horrible, pero si no conseguía el dinero me endeudaría en la universidad”, comentó la chica londinense para el diario británico News of the World. Lo curioso del asunto es que a Reid le gustan las chicas, lo cual utilizó como argumento y garantía de su virginidad.

¡Vaya negocio!

¿Acaso nos encontramos frente a una nueva forma de capitalización? Y es que hace unos días la Italiana Rafaella Ficco de 20 años, modelo y ex integrante del Gran Hermano (Italia), jura que nunca ha tenido relaciones sexuales y que planea vender su virginidad por la absurda cantidad de un millón de dólares, con los cuales piensa comprar una casa en Roma y pagar sus estudios de actuación.

Y es que vemos que el valor de la virginidad se considera como un Bono del Tesoro o como acciones de Wall Street, pues su precio sube o baja; comenzamos con 12 euros, ahora vamos en un millón de dólares y es aquí donde no veo si en realidad será la “necesidad” la que lleva a estas mujeres a vender su virginidad o si simplemente no encontramos frente a una nueva forma de comercio, una práctica que día a día es más usual en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia hasta Perú, donde en 2005 una chica llamada Graciela Yataco ofertó su “pureza sexual” para conseguir dinero y comprar medicinas a su madre; un canadiense ofreció más de un millón de dólares, la chica retiró su anunció, pues sintió demasiada presión por parte de los medios; sin embargo, ganó una beca para estudiar computación.

Un dato curioso es que si esta “nueva forma de caridad” sigue teniendo clientela, habrá una larga lista de chicas pidiendo turno con un cirujano plástico para reconstruir su himen, ya que con 2 mil 500 dólares vuelve a estar en condiciones de llamar a licitación para su reestreno, habrá vírgenes y “revírgenes” a discreción.

Muchos en contra, pocos a favor

Si bien no podemos criticar el hecho de que se están ganando el dinero de una forma “honrada”, pues no están robando y como ya se mencionó se someten a pruebas para verificar su virginidad, lo que muchos han comentado en la blogósfera, es que las actitudes tomadas por estas chicas son una especie de nueva “prostitución“, enmascarada en una inocencia y necesidad de conseguir sus sueños; cabe destacar que Natalie Dylan tiene una hermana trabajando en el burdel de Bunny Ranch para pagar sus deudas universitarias; aquí unas cuantas opiniones de los blogueros sobre el tema:

En Garito Comunicación opina que: Esta clase de personas sólo pueden recibir el nombre de ‘prostitutas‘ claro es importante señalar que ellas lo hacen por una causa ‘noble‘ o a lo mejor esa es la forma que le quieren dar para lograr un cierto grado de compasión y publicidad llevando con ello a pedir cantidades absurdas de dinero por algo que ellas aseguran tener”, refiriéndose a los casos de e-Bay.

Por otra parte, en Hazme el Chingado Favor resaltan lo siguiente sobre el caso de Natalie Dylan: No digo que no pueda ser cierto, pero me cuesta mucho trabajo pensar que en una sociedad tan ‘liberal’ como la de gringolandia, todavía exista una ‘niña’ virgen a los 22 años cuando la mayoría de los jóvenes tienen su 1ra experiencia entre los 13 y 16 años (aprox.)”.

Dennis Hof, propietario de Moonlite Bunny Ranch en Nevada, apoya la decisión de la joven Dylan; sobre la forma en que ha elegido perder su virginidad, opina: ¿Por qué perderlo en el asiento trasero de un auto Toyota cuando puedes obtener dinero para tu educación?”.

Definitivamente, no ponemos en tela de juicio la prostitución o si es buena o mala; lo que sí queda al criterio personal, es la forma, medios y argumentos en los que se han sustentado la mayoría de las jóvenes que han puesto no sólo su virginidad a subasta, hay casos en los que se han intentado vender bebés desde un euro, de plano vender el alma o hasta la propia vida.

¿Hasta dónde puede llegar el ser humano por conseguir dinero?

¿Qué piensas de los argumentos de estas chicas?, ¿gastarías en algo así? o ¿te apuntarías a vender tu virginidad?


Responses

  1. […] ¿que tambien habrá vendido su virgindad por eBay, o se colorá próximamente por esta […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: