Posteado por: Mario Enrique Sánchez | julio 8, 2008

¿ERES gaY?.¿cÓMO LO ENFRENTASTE

Por Mario Enrique

tVa.com.mx  Comenta la nota
2008-05-13

Estoy seguro que tú, al igual que yo, creciste con educación y orientación heterosexual, el patrón para la mayoría de la población, y queda casi prohibido en ciertos hogares, escuelas o ciudades imaginar que un hombre o mujer pueden amar y tener relaciones sexuales con una persona de su mismo sexo; algunos podrán decir “qué enfermos”, pero hay quienes se han quitado la venda de los ojos y se han dado cuenta de que todos somos iguales, aún juntando pene con pene o vagina con vagina.

Pero, ¿qué significa ser gay? En términos de “ambiente”, podemos llamar gay a aquel hombre que siente atracción física, emocional y sexual por otro hombre; después tenemos a las lesbianas, “lenchas o tortillas”, como se llaman a veces, y son mujeres que sienten atracción por las de su mismo sexo; los bisexuales, o como diría mi amigo Ramses (un gay a mucha honra), los “bicicletos”, son aquellos a los que les gustan los hombres y las mujeres.

Dentro de esta clasificación “express” también encontramos a los transexuales, que son aquellos que mental y psicológicamente pertenecen al sexo femenino o masculino, pero que físicamente tiene el cuerpo del sexo opuesto; no hay que olvidar a los travestís, quienes gustan de vestir y comportarse con un rol sexual diferente al que pertenecen. Pues todos ellos son conocidos como la Comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Travestis).

¿Hay problemas por ser homosexual?

En México, no existe una ley que prohíba las relaciones homosexuales; de hecho, existe la famosa “Ley de Convivencia”, la cual les otorga ciertos derechos como el matrimonio; sin embargo el ser gay, lesbiana, bisexual, etcétera, trae consigo una serie de situaciones incómodas y difíciles; desde aceptarlo, enfrentarse a los padres, hasta la clásica discriminación o humillación.

Adrián tiene 18 años, estudia la preparatoria, como cualquier chico de su edad; sin embargo, lejos de que sus papás lo cacharon con su “novio”, lo más complicado para este “defeño” han sido, las burlas de sus “amigos” y compañeros de clase: “Pues mis amigos bromean conmigo, me hacen burla, jugando, a mí no me queda más que reírme”, comenta Adrián y subraya con mucho orgullo que siempre se ha reconocido gay.

“Así que digas miedo a lo que dicen los demás, pues la verdad no, soy como soy y punto”, comenta Gloria. Ella es lesbiana y tiene 24 años: “Cuando les tuve que decir a mis padres, fue un tormento, me daba terror decirles que me gustaban las viejas (jajaja); la bronca fue con mi papá, pues siempre ha sido muy conservador, tanto que hasta me quiso llevar al psicólogo pa´ que me enderezara”. Ella cuenta que desde que iba en la secundaria sentía atracción por las chicas, hasta que un día decidió declararse; su papá no termina por aceptarla y dentro de la casa tiene que comportarse “normalita”.

Víctor es gay, vive en Cuautitlán Izcalli y tiene23 años; resume sus problemas de la siguiente manera: “No sólo me han insultado verbalmente en la calle o compañeros de escuela y trabajo, también me han golpeado; el último en hacerlo fue mi hermano, que cuando se enteró no me bajó de marica; no culpo a nadie, sólo es ignorancia.”

El orgullo de ser homosexual

Con las complicaciones que trae consigo la homosexualidad, pertenecer a la comunidad LGBT les da un aroma de orgullo a quienes han decidido gritar a los cuatro vientos sus preferencias sexuales; así sea que lo hagan con una coreografía al ritmo de Jeans o Gloria Trevi, paseen sin miedo por la Zona Rosa o la Glorieta de Insurgentes, o sean pasivos, activos o “Inter.”, ser homosexual es digno de admiración, pero sobre todo de respeto.

Ivette no es homosexual, tiene 20 años y ella es “buga”, le gustan los hombres y opina lo siguiente sobre la homosexualidad: “Estoy contra la discriminación que sufren, desgraciadamente hay personas que se dedican a maltratarlos, yo respeto, si no me faltan al respeto; creo que se les debe tratar como personas y no como bichos raros, creo que no sólo la Zona Rosa debería de ser sitio exclusivo de gays, lesbianas; México es libre, pero primero debemos de educar a muchos.”

“Mi nombre es Artémis y la verdad me siento orgulloso de ser gay, no porque seamos diferentes, si no porque somos una comunidad unida, que no discrimina y no se cierra como muchas otras; ser gay es un estilo de vida”, comentó el joven de 27 años.

*En la siguiente entrega, el punto de vista de los especialistas entorno al significado de ser gay.

————————————————————————————————————-
www.tva.com.mx
http://tva.com.mx/detalle1235.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: